¿Quién ha dicho que la clave está en las palabras?

Una vez más, Sabina.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 27/01/2017

Sabina ha vuelto a hacerlo. Una vez más.

Sólo la música le sobra.

 

 

Anuncios
Tagged with: ,

Un Nobel para el jurado de los Nobel.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 14/10/2016

 

Esta vez  nos lo han puesto sencillo a blogueros, tertulianos, cuñados y ególatras en general. Le dan un premio a uno que conocemos todos, todos nos creemos en condiciones de opinar y todos pegamos la oreja cuando son otros los que hablan.

Cuando la premiada es una poeta de apellido impronunciable, no nos pronunciamos. Cuando el galardón es para un novelista contestatario, no contestamos. Pero este año, Alfred Nobel nos ha dado la palabra y aparecen dylanistas,  dylanianos, dylanófilos  y sus respectivos contrarios en cada esquina.

 

Este año el verdadero triunfador ha sido el jurado, al pensar en sí mismo y en  la institución a la que representan, a la que han hecho un gran favor.

 

Por mi parte, no sé /no contesto. Sólo me acuerdo de mi entusiasta profe de inglés en el instituto, quien nos puso Blowin´ in the wind en el equipo de música que meses antes había pagado de su bolsillo y quien poco después nos mandaría traer hueveras de cartón para pegar a las paredes y así insonorizar el aula.

Que yo sepa, a Alfonso (el “Quickly”) nunca le dieron ningún premio. Ni a quien le puso el mote, que también era un genio.

Mala, mala,… Malasaña.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 02/10/2014

Parezco tonto. No contento con pegarme el madrugón para ir a trabajar, me tiro la kilometrada de camino al curro amargándome el día desde temprano escuchando los programas matutinos de radio llenos de indecentes noticias, indecentes datos sobre la realidad local y global que nos abruma e indecentes tertulianos que nos la explican.

Menos mal que algunos días triunfa el sentido común y el viaje se acompaña de otros sonidos. El dial pega un vuelco y me soprprendo a mí mismo con joyas como esta.

Malasaña, 2 de Mayo, poco importa de qué año.

Tagged with: , ,

Naciente

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 06/05/2013
Tagged with: , ,

Cinco de ciento sesenta y ocho.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 02/05/2013

Decía algún pensador con tiempo y ganas de pensar y de pasear que nunca debemos confiar en una idea que no se nos haya ocurrido mientras caminamos. Traída la frase al terreno que pisamos algunos (las pistas, los caminos, las carreteras que transitamos corriendo) alguien con proyección mediática modelaba a su conveniencia la idea y lanzaba a las ondas radiofónicas la siguiente teoría: Corriendo se nos ocurren las mejores ideas, las soluciones a problemas que nos angustian y la cabeza funciona mejor cuando las piernas están ocupadas colocando un pie por delante del otro alternativamente.

No sé si será verdad (aunque me temo que sí). Lo que me da rabia es que raramente sobrepaso las cinco horas semanales corriendo. Ciento sesenta y tres horas cada siete días en las que vete tu a saber en qué estaré pensando.

Tagged with: , , ,

Toneladas de poesía

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 23/04/2013

Habla José Manuel Caballero Bonald del valor consolador de la poesía, pues por experiencia sabe que “ayuda a defenderse contra las ofensas de la vida”. Cree también que “la poesía ayuda a no decepcionarse del todo”.

Cargamentos de poesía. Tráfico intenso de barcos contenedres de poesía. Menos rutas de la seda, del narcotráfico, del bacalao y más caminos para la poesía.

Tagged with: , , ,

el problema es otro.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 18/07/2012

Hoy 18 de Julio, hace setenta y seis años, algunos nos empezaron a joder. No es que fuera la primera vez que alguien lo hacía, pero la fecha es memorable como otras tantas pudieran serlo.

Si algo la diferencia de otras es que quizá por cercanía temporal o por la descendencia directa (bien puramente genética, bien intelectual) entre aquellos jodedores y parte de los actuales, aquella jodienda es parcialmente asociable con la que sufrimos hoy.

En aquel preciso momento histórico se desencadenaron una serie de acontecimientos, básicamente bélicos, que generaron el resultado que conocemos, padecimos y padecemos. Y entre las variadas causas que pueden explicar dicho resultado puede tener cierta importancia la desunión manifestada entre las diferentes facciones posteriormente derrotadas. Por un lado, aquellos que se alinearon clara e indisolublemente con el aparato del Estado agredido en aquel momento. Por otro, todos aquellos cuyas aspiraciones, intereses y principios estaban lejos de inscribirse entre las letras de una Constitución, del “paraguas de una Nación” o de los corsés impuestos por un modelo de sociedad determinado.

Hoy en día, no vivimos un ambiente bélico pero tampoco podemos presumir de gozar de una “extrema placidez” ni como la vivida por Mayor Oreja en época franquista ni como la que podría ser la meta en época “democrática”. Es más, nadamos en aguas de agitación, de evoluciones aceleradas o, incluso, de cambios de paradigma, vayan en la dirección que vayan. Por eso en estos tiempos debería ser bueno recordar que lo más adecuado para la acción puede que no sea el establecimiento de rígidas distinciones, de “exquisiteces metodológicas” o de posicionamientos cargados de matices excluyentes entre “semejantes”. Dicho de otra forma: quizá sea el tiempo de combatir al enemigo común para, después de derrotarlo, ponernos estupendos.

En resumen: yo también conozco un sindicalista imbécil (incluso cabrón), un afiliado de un partido que no es digno del carnet que lleva en la cartera o alguien que es “mucho de Boo pero poco de Guarnizo”. Sin embargo, a día de hoy no me importa: mi /nuestro problema, de momento, es otro.

escapando

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 17/06/2012

Se levantó bastante después de despertarse y sin haber descansado. Una vez en pie, no se cumplió el ritual repetido decenas de veces sino que todo fue transcurriendo de una manera fría y como desangelada.

Cuando cogió el coche parecía un autómata, más bien un dummy que no siente ni padece aunque sufra un golpe espectacular. Sólo al llegar a su destino hubo unos minutos que recordaban a los de casi siempre. Quizá por aquello de la pertenencia a un grupo y por adecuarse a los convencionalismos sociales del momento y de la situación, la última hora antes de la salida se ajustaba al guión habitual.

Incluso, la primera parte de la carrera fue, podría decirse, impecable. Todo parecía funcionar hasta el segundo avituallamiento, cuando un chorro de agua mayor y más frío de lo normal dejó su cabeza helada y un escalofrío demasiado persistente a lo largo de su columna vertebral. A partir de ahí, malestar físico, respiraciones desacompasadas y pensamientos negativos recurrentes que oprimían en el pecho cada vez más.

A las diez en punto, pasaba por tercera vez junto a la Catedral. Una, dos, tres, cuatro campanadas. Dos más, otras dos y dos más. Cinco campanadas más. Y otras cuatro. Sólo dejaron de sonar las campanas cuando escuchó la sirena.

Tagged with: , ,

Las nieves del Kilimanjaro

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 20/05/2012

Vuelvo encantado con la película y la historia que cuenta. Lo mejor, el punto en que Guédiguian pone el final.

Lástima que la realidad sea otra. Diez minutos más y hubiéramos visto salir al preso del trullo y cargarse a los adoptantes de los dos chavales. Chavales que, por cierto, acaban siendo más carne de cañón que su hermano.

Y mientras todo esto sucede, los bancos van levantando cabeza gracias a los rescates.

 

Tagged with: , ,
A %d blogueros les gusta esto: