¿Quién ha dicho que la clave está en las palabras?

Los cinco minutos de Fernando Trueba.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 24/09/2015

Si me pongo enfrente de Fernando Trueba, supongo que sólo podría presumir de aventajarle en los ojos, que yo tengo más o menos en su sitio. En lo demás, calculo que o empatamos o me gana, en la mayor parte de los casos por goleada. Por eso, cuando consigo empatar con rivales de esta entidad, lo celebro.

Hace unos días, sin ir más lejos, me sorprendí empatando con el recién galardonado con el Premio Nacional de Cinematotografía: yo tampoco “me siento” español.

No “me siento” ni español, ni cántabro, ni europeo. Ese “sentimiento” no lo he experimentado, al menos de manera consciente, ni cinco minutos siquiera. Quizá es que mi “sensación de estar sintiendo” (menudo sinsentido acabo de escribir) no se manifiesta en relación con esta cuestión del origen o del nacimiento. Quizá es que también inconscientemente, me guardo el “sentimiento” para otras causas.

Ya de paso, me asombran aquellos que se asombran de que la ausencia de sentimiento patriótico sea compatible con recibir premios, reconocimientos o gratificaciones económicas de índole regional, estatal o del marco territorial que vengan. Que yo no “me sienta” de aquí o de allá no me convierte en un ser asocial (quizá todo lo contrario): me encantaría ser recordman regional de maratón, conseguir un Premio Nacional de lo que sea o ser el más narigudo de Europa, por poner tres ejemplos. De la misma forma, no tengo reparo alguno en tener tarjeta sanitaria de Castilla y León, pagar impuestos en España o pasar en el aeropuerto de Londres el control de los ciudadanos de la Unión Europea.

No confundamos “el sentimiento” con la organización territorial y los derechos y deberes que dicha organización genera. Ya siento no sentirme, pero “ye” lo que hay.

Anuncios

De goles y perífrasis.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 17/11/2013

Mi padre es un atípico aficionado al fútbol. Lleva yendo al campo los sesenta y pico últimos años y no creo que haya mucha gente a la que le guste tanto ver fútbol como jugarlo (lo que puede jugarse con 39 años en cada pata).

En toda su vida como espectador, he podido compartir con él una pequeña parte de ella y nunca le he visto dar un simple aplauso en el campo, llevarse un disgusto por una derrota o un alegrón desmesurado por cualquiera de las escasas victorias de nuestro equipo. Su mayor exceso expresivo en un campo de fútbol ha sido ponerse de pie durante un minuto de silencio antes de algún partido o admirarse por alguna genialidad de cualquiera de los jugadores, sean del equipo que sean.

Mantiene también una enorme distancia con cualquier simple asomo de hooliganismo y mucho más cuando la violencia en cualquiera de sus formas se hace patente, lo cual es bastante difícil, pues ambas aberraciones ¿deportivas? están demasiado presentes en demasiadas ocasiones. Ya es casi un mantra para él la frase que le hemos oído pronunciar decenas de veces cuando la ocasión lo merece: “Al fútbol sólo vamos los mongólicos” (un epíteto rancio y en tiempos discriminatorio pero, nos guste o no, “muy de Santander” hasta no hace demasiado).

Hoy he ido yo al campo. A campo ajeno, más exactamente. Y he tenido la oportunidad de encontrarme con otro teórico de la sociología futbolística. Éste, llevaba uniforme y rotulada en él, la leyenda Cuerpo Nacional de Policía. Franqueaba la puerta por la que pretendíamos salir del estadio al finalizar el partido. Desde su posición, impedía la salida a cualquier aficionado que llevase algún distintivo que le identificase como seguidor del equipo visitante y le conminaba a salir por la puerta siguiente.

En esa situación, uno de los interceptados en la puerta que llevaba al cuello una bufanda verdiblanca, mantuvo con el agente la siguiente conversación, siempre en un tono adecuado y de respeto mutuo:

– ¿Por qué no podemos salir por esta puerta?

– Por su seguridad y con la intención de prevenir desordenes públicos.

– ¿Usted me ve a mí con ganas de meterme en un lío?

– Yo lo que sé es que fuera puede haber personas que conocemos y que sí que tienen ganas de montarlo.

– Pues no entiendo por qué si les conocen, no toman medidas contra ellos.

– Porque todavía no han hecho nada y la forma de prevenirlo es sacarles a ustedes por la misma puerta para asegurarnos de poder mantener el orden.

– No estoy de acuerdo, no estoy de acuerdo.

– Pues no lo estará, pero este es el mundo del fútbol. Este es el mundo que les gusta a ustedes.

“Este es el mundo que les gusta a ustedes”: una bonita y políticamente correcta perífrasis para llamar mongólicos a los aficionados al fútbol. Al menos, al fútbol profesional o semiprofesional actual.

el problema es otro.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 18/07/2012

Hoy 18 de Julio, hace setenta y seis años, algunos nos empezaron a joder. No es que fuera la primera vez que alguien lo hacía, pero la fecha es memorable como otras tantas pudieran serlo.

Si algo la diferencia de otras es que quizá por cercanía temporal o por la descendencia directa (bien puramente genética, bien intelectual) entre aquellos jodedores y parte de los actuales, aquella jodienda es parcialmente asociable con la que sufrimos hoy.

En aquel preciso momento histórico se desencadenaron una serie de acontecimientos, básicamente bélicos, que generaron el resultado que conocemos, padecimos y padecemos. Y entre las variadas causas que pueden explicar dicho resultado puede tener cierta importancia la desunión manifestada entre las diferentes facciones posteriormente derrotadas. Por un lado, aquellos que se alinearon clara e indisolublemente con el aparato del Estado agredido en aquel momento. Por otro, todos aquellos cuyas aspiraciones, intereses y principios estaban lejos de inscribirse entre las letras de una Constitución, del “paraguas de una Nación” o de los corsés impuestos por un modelo de sociedad determinado.

Hoy en día, no vivimos un ambiente bélico pero tampoco podemos presumir de gozar de una “extrema placidez” ni como la vivida por Mayor Oreja en época franquista ni como la que podría ser la meta en época “democrática”. Es más, nadamos en aguas de agitación, de evoluciones aceleradas o, incluso, de cambios de paradigma, vayan en la dirección que vayan. Por eso en estos tiempos debería ser bueno recordar que lo más adecuado para la acción puede que no sea el establecimiento de rígidas distinciones, de “exquisiteces metodológicas” o de posicionamientos cargados de matices excluyentes entre “semejantes”. Dicho de otra forma: quizá sea el tiempo de combatir al enemigo común para, después de derrotarlo, ponernos estupendos.

En resumen: yo también conozco un sindicalista imbécil (incluso cabrón), un afiliado de un partido que no es digno del carnet que lleva en la cartera o alguien que es “mucho de Boo pero poco de Guarnizo”. Sin embargo, a día de hoy no me importa: mi /nuestro problema, de momento, es otro.

tiempos de…

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 12/03/2012

¡Feliz Navidad, coño!

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 13/12/2011

Ojalamén se le hiele la sonrisa a alguno

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 02/09/2011

Ahora que estamos reformando la Constitución, seguro que saldrá alguno del Congreso con la sonrisa puesta. Ojalamén se le hiele.

http://youtu.be/U5Tg_sXHDVs

Tagged with: ,

El perro del hortelano no acampa en Sol.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 26/05/2011

Un argumento fácil (y cómodo):

Otro perroflauta que no hace más que de drogarse y de drogarse. Y se come a los niños. Cada vez que alguien habla de la spanishrevolution,  favorece al PP y se muere un gatito.

En libros, lo que diga Dragó.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 13/04/2011

Oye, que lo mismo se equivocan los agoreros de “las redes sociales aislan y entontecen al individuo” y de “se leen parrafitos en la pantalla y dejan de leerse libros”. En twitter se nos bombardea últimamente (bendito bombardeo) con recomendaciones bibliográficas sin atisbo en ellas de interés publicitario o solo con un poco, según quien sea el twittero. A veces, las recomendaciones se transforman en maldiciones acerca de los contenidos de algúna obra aún por publicar o de presencia reciente en la estantería de la tienda.

Ahora, ahora mismo, es el “momento” Reacciona. Alguno de sus múltiples autores anuncia su salida, otros “insignes” detractores claman contra su contenido y oportunidad temporal, etc.

Hace unos pocos días y en una línea similar, los tweets se ocupaban de Indignaos. Hoy ya se ha pasado un poco la presencia en la Red de dicho manifiesto, pero alguien como Sánchez Dragó dice ahora que es “el libro mas estúpido del año”. Este si que tiene afán publicitario. Me están dando ganas de volvérmelo a comprar.

Tagged with:

mira que está lejos Japón

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 14/03/2011

 Hemos oído en los últimas días las dos frases siguientes las mismas docenas de veces:

Lo que ha quedado claramente demostrado a raiz de los desastres naturales en Japón es que las centrales nucleares están preparadas para soportar las contingencias más graves que podamos imaginar.

Lo que ha quedado claramente demostrado a raiz de los desastres naturales en Japón es que las centrales nucleares siguen suponiendo un claro riesgo para la seguridad del conjunto del planeta. 

La confusión de los ciudadanos no ha sido resuelta hasta que hemos visto en el telediario a la Presidenta del Consejo de Seguridad Nuclear en España. A la pregunta sobre cómo serían los test de resistencia de las nucleares europeas que Austria ha propuesto, la señora Martínez Ten* ha respondido que Japón ha sufrido un terremoto y un tsunami. Ahora me queda todo mucho más claro.

* Quizá la señora sea la más sincera y convencida de todas las personas con responsabilidad en materia de seguridad nuclear. Lo que es seguro es que quizá sea la menos convincente y la que presenta mayor disonancia entre su discurso y su lenguaje corporal.

¿Dónde estabas entonces?

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 23/02/2011

 Ese día por la tarde, por lo visto, no tenía clase de inglés.  Estaba en casa, atravesando el largo pasillo en dirección a una especie de distribuidor que da acceso a la cocina y al baño. En ese distribuidor estaba mi madre frente a la máquina de coser y con la radio sobre un pequeño arcón. Como cualquier adolescente de trece años que parece que o no tiene prisa por nada o que todo es urgentísimo, yo ya había lanzado mi llamada antes de llegar.

– ¡Mamáááá!

– Calla. Calla y pon más alta la radio.

Hoy me he enterado de que esto sucedía un lunes a las 18:23.

 

Exactamente, una radio como esta era la que sonaba en aquel momento.

Neoliberalismo de la calle

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 06/01/2011

“Es que no entiendo porqué el Estado me tiene que decir a mí donde puedo fumar y donde no”. O la variante empresarial: “yo tengo un bar y en mi bar se fuma si a mí se me pone en las narices”.

“¿Y por qué la ministra tiene que saber lo que hago yo en Internet?”. “Yo me descargo lo que me da la gana”. “Los artistas que se busquen la vida y que cambien, que están muy acomodados”.

“Mejor enseño yo a mi hijo en casa y así aprende lo que yo quiero que aprenda. No lo que quiera Zapatero”.

A %d blogueros les gusta esto: