¿Quién ha dicho que la clave está en las palabras?

Me duelen los pies

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 24/01/2017

Escribe una amiga lebaniega en su perfil de Facebook:

Según el contrarreloj de La Molina, faltan 95 días para la apertura del Año Santo Lebaniego que este año compartimos con Caravaca de la Cruz. Y entre tanto gasto que se avecina ¿No quedaría un poco para editar el Cartulario de Piasca o reeditar el Cartulario de Santo Toribio de Sánchez Belda, en rústica?

Y yo le contesto:

No lo sé. Quizá habría que preguntarle a Enrique Iglesias.

Enrique Iglesias es el insigne poeta y compositor con el que el Gobierno de Cantabria ha decidido llenar el mayor recinto de espectáculos de la región. ¿El motivo? Reunir a dos decenas de miles de personas en un concierto que constituirá el acto central del Año Santo Lebaniego (aquí es donde vendría bien hablar del culo y las témporas).

Por si alguno no es capaz de reconocer los méritos al protagonista del concierto, simplemente dejo aquí unas pocas notas biográficas y una referencia bibliográfica que deja bien a las claras sus méritos y la pertinencia de su actuación:

En primer lugar diré que se trata de un paisano de profundas raíces cántabras y lebaniegas (del mismo Miami, en las estribaciones de Picos de Europa). Alguien forjado a sí mismo, autodidacta, salido de lo más profundo del pueblo trabajador y dotado de una capacidad y sensibilidad artística fuera de lo común. Hasta tal punto es esto último así, que ha sido capaz en una de sus más excelsas composiciones poéticas de rimar “los pies” con “los pies”, hito lírico quizá sólo comparable con el de otro genio que fue: Nacho Cano (me “cano” en sus letras), que hizo lo propio con Nueva York y el jamón de York.

 

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Gaby said, on 24/01/2017 at 19:25

    Ya se que Calatrava ha hecho méritos suficientes como para que lo pongan en una cruz, pero me temo que eso dejaría impasibles a la mayoría de habitantes de Caravaca de la Cruz.
    Por otro lado, resulta innegable la calidad poética del autor apellidado Iglesias con sus insignes rimas, de las cuales prefiero olvidarme, para liderar tan magno evento “eclesiástico”. Así todo queda en casa…

    • nachoenfuga said, on 24/01/2017 at 19:41

      Ja, ja, ha. Muy bueno el comentario, Gaby. Copie y pegué sin fijarme y de ahí el error que acabo de solventar. Y tanto que merece la crucifixión (o lapidación) pero no un pueblo a su nombre. ¡Gracias!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: