¿Quién ha dicho que la clave está en las palabras?

¿educación?

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 20/09/2011

Los niños llevarán a casa la tarea que no hayan terminado en clase.

Además, cada día llevarán un folio con actividades para realizar en casa, escritas a veces por una cara, a veces por las dos. Una diaria, cinco a la semana. Eso sí: esta tarea es optativa. Todos los padres que no deseen que sus hijos las hagan, deben comunicárselo a la profesora (teniendo en cuenta que no vale pedir tarea menos de cinco día a la semana: o todos los días o ninguno).

Los niños deben leer en casa al menos 15 minutos. Y otros 15 hacer cálculos sencillos.

Deberán leer un libro y, después, completar una sencilla ficha de lectura (autor, ilustrador, personajes principales, resumen del argumento). Según los libros que lean, al final de curso recibirán  un diploma de excelencia, de oro, de plata o de bronce.

La semana que toque a cada niño la “maleta viajera”, deberá leeer un libro de la maleta cada día y contar al día siguiente algo sobre el libro a los demás compañeros.

Este es el “plan” para dos chavales que acaban de comenzar 1º de Educación Primaria. En la reunión celebrada para informar a padres y madres, nadie ha puesto objección alguna. ¿Dónde quedó aquella frase de Tonucci que aparecía en otro post?

Anuncios
Tagged with: ,

11 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Adolfo said, on 21/09/2011 at 08:09

    A esos padres, cuando fueron a firmar su actual contrato de trabajo, les dijeron que tendrían que hacer 1 hora extra cada día, que tendrían que presentar un informe semanal de lo realizado en esas horas, que, a turnos, tendrían que revisar los informes de los compañeros y presentar un resumen a dirección. Según su desempeño, al terminar su contrato, recibirían más o menos indemnización por despido.

    Ninguno puso objeción alguna.

    P.D: a mi lo de animar a leer fuera del colegio me parece bien. Aunque no tendría que ser necesario que lo dijeran en una reunión de padres.

    P.D II: esos dos niños entrarán en el plan “quinquenal”?

  2. nachoenfuga said, on 21/09/2011 at 08:41

    A la P.D.1: A mí también. Y sí, lo considero necesario si atendemos a las circunstancias personales, sociales y culturales, de algunos padres. Me parece bien dar importancia a que se afiancen bien lectura y cálculo.
    A la P.D. 2: Sabes que las decisiones no son personales, sino colectivas. Además, se cuenta con la “presión” social que hay que vencer. Me temo que vamos al plan quinquenal (y así conseguiremos adultos “que no pongan objección alguna”). Y atletismo/gimansia rítmica dos días a la semana y un día a la semana inglés y otro cuentacuentos en inglés. En enredados.com no nos han admitdo (por suerte).

    P.D. 3 (y 1 mía): Después de todo el rollo, nos hablan en la reunión del boletín de notas y, entre otras cosas, nos dicen que los padres somos muy histéricos cuando vemos un suspenso. Que no pasa nada, que quizá es que se le ha puesto para reforzarle y para que se esfuerce un poco más. Todo ello después de contarnos como “se pican” los chavales cuando comparan al final de curso sus diplomas de excelencia, oro, plata y bronce por los libros leídos.

  3. mosca cojonera said, on 22/09/2011 at 12:42

    Y a mí me viene un papá muy airado porque su hijo no tiene deberes, y “a ver qué coño (sic) hago con el niño toda la tarde”. Yo le explico, con mi santa paciencia, que las tardes son para descansar, especialmente en septiembre, que el niño tiene 11 años y no hay que saturarle, que a nadie le gusta llevarse el trabajo a casa, si lo puedes hacer en la oficina, y todas las cosas que se os puedan ocurrir.
    Mientras, él me mira pensando “no tienes ni puta idea” y me medioamenaza con hablar con el Jefe de Estudios…

  4. nacho said, on 22/09/2011 at 12:53

    Y dirá… “joder con el Jefe de Estudios, como se parece al cabrón ese con el que acabo de hablar. Y van vestidos igual de mal”.

    De todas formas, visto lo visto, quizá ese padre tenga razón y el “iluminao” sea yo. Atendiendo a las reacciones de los demás padres y “comentarios de parque” posteriores…

    O quizá sean dos visiones extremas. Yo qué se. Lo único cierto es que empiezo a entender a individuos de doce años que ya están hasta las narices de estudiar, a otros que les hacen ir a clase de 4º de E.P. narcotizados para que mantengan el culo en el asiento y a padres, profesores y alumnos con problemas de coco relacionados con el curriculum y la vida escolar.

  5. Javi said, on 22/09/2011 at 13:35

    Iluminao, sí, pero en sentido literal. Los otros están como unas putas cabras y no tienen ni puta idea de qué cojones va la vida. Es mi humilde, sensata y nada radical opinión.

    Y también pienso que es importante fomentar la lectura. Sin intoxicar, astragar ni saturar al personal para el resto de sus días, claro.

  6. mosca cojonera said, on 22/09/2011 at 19:53

    Cada maestrillo tiene su librillo, la libertad de cátedra, o cómo lo queráis llamar. Yo estoy más en la línea de los “sin deberes”, respetando a mis compañeros.
    Aún hay una visión cincuentañera de el entrenamiento por sobrecarga, a la hora de estudiar. Pero las sobrecargas no son buenas en edades tempranas.
    Por cierto, los narcotizados existen, y cada día más. En ocasiones, alentados por algún ejemplar del magisterio. Si yo largara…

  7. Adolfo said, on 22/09/2011 at 20:08

    Flipo ampliamente con lo de los narconiños.

    España bebe. España se droga. A dónde va, señor, la juventud española?

  8. nachoenfuga said, on 22/09/2011 at 22:08

    Y después de tres años de Educación Infantil, seis de Primaria, cinco de Secundaria, cuatro de Universidad más un Máster y 1500 horas de formación añadida, todos nos convertimos en expertos entonadores de la expresión que mejor nos caracteriza como individuos de este lado del mundo: ¡Beeeeeeeeeeeeeeee! Incluso, sabemos decirlo más alto: ¡¡¡¡BEEEEEEEEEEEEEEEE!!!! Y yo el primero (y al que me adelante le muerdo el cuello).

  9. Adolfo said, on 23/09/2011 at 08:05

    ¿Pero el master ese es gratuito o subvencionado o qué?

  10. Álvaro said, on 27/09/2011 at 01:08

    Sin entrar en la polémica de los deberes, voy a romper una lanza por los niños drogados y por aquellas frases casposas y vetustas de “en mis tiempo los chavales eran más listos” porque quizá haya algo de verdad.[Modo paranoia on] Al parecer la exposición de los fetos a determinadas sustancias químicas artificiales, por llamarlas de alguna manera, aumenta notablemente en ratones su poca capacidad para concentrarse y estarse en su sitio. Hay un dibujo muy bonito de un ratón sin exponer a PBDs con unas pocas líneas en su jaula y otro expuesto que parece que le han dado un lata entera de coca-cola. Fuente el documental Homo toxicus,minuto 17 al 21, más o menos. [Modo paranoia off] Es un gran documental que recomiento. Pues eso, que todo ayuda.

  11. nachoenfuga said, on 27/09/2011 at 08:23

    Hola Álvaro: no sé muy bien como influirá la química (que posiblemente lo haga) pero eso no debe hacernos olvidar que somos bichos culturales, para bien y, como en este caso, para mal. Por desgracia, no podemos hacer como tú en tu comentario: llevamos la “paranoia on” siempre, la transmitimos a los enanos y así nos va.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: