¿Quién ha dicho que la clave está en las palabras?

Sniace y la última ballena.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 14/12/2017

Hoy llegaba a Torrelavega a dar una sesión de un curso de Educación Ambiental cuando, al salir de un túnel que llegaba a la zona más industrial de la ciudad, un olor ya casi olvidado ha invadido el aire del interior del vehículo. He tardado unos segundos en atar cabos y darme cuenta de que Torrelavega había recuperado en parte el característico olor de las ciudades que albergan en sus cercanías alguna fábrica trasformadora de celulosa.

Una vez percibido e identificado el olor que impregnaba el aire, no he sabido si ponerme contento o triste con su regreso. Lo social, lo ambiental, lo socioambiental…, ha sido algo sobre lo que hemos tratado en un momento de la sesión.

Ha salido incluso a relucir la muy desafortunada frase que recogía una revista de medio ambiente en una entrevista a Juan Echanove, allá por los primeros noventa. Según la revista, el actor habría dicho que “mientras un niño pase hambre en el mundo, ya pueden ir dando por el culo a la última ballena”.

El debate sigue abierto.

Anuncios

Huella de carbono.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 01/12/2017

Tocaba comprar zapatillas. Esta vez con clavos, porque tenía pensado volver al cross y casi debutar, a estas alturas, en la pista.

Tras un cibernético repaso al estado de la cuestión (marcas, modelos, características, precios,…) me dirigí a la tienda local y física de mi ciudad, donde la escasa oferta sólo me permitía elegir entre dos modelos, uno de ellos de marca española que fabrica y distribuye desde Toledo.

Desechados los dos modelos, volví a la Red a buscar (y encontrar) lo que buscaba, consiguiendo además una sustancial rebaja en el precio con motivo de la ¿celebración? del Cyber Monday, culminación de la otra gran ¿fiesta?, el Black Friday.

Y aquí estoy: esperando la inminente llegada de mi máquina de huellas, deseando marcar con ellas la tierra, la hierba y el tartán. Sin embargo, de momento, compruebo como efectivamente voy a dejar huella. Una gran huella. Una inmensa HUELLA… DE CARBONO.

Me cuenta puntualmente la empresa de paquetería que dejará  mi pedido en el domicilio indicado, el periplo que sigue mi paquete (adjunto foto, para que puedas comprobar que no exagero ni un poco). A saber:

  • Sale de Bélgica (sin especificar población).
  • Llega a Colonia, en Alemania.
  • De Colonia, viaja a la también alemana Frankfurt.
  • Llega a España, más concretamente a Benavente. Esta población zamorana no dispone de aeropuerto ni puerto de mar, por lo que, presuntamente, ha tenido que pasar por carretera por Burgos, donde espero el paquete.
  • De Benavente a Valladolid.
  • Calculo, quiero calcular, que desde Pucela partirá el viaje definitivo hacia Burgos. Y, una vez aquí, a mis pies.

Espero haber acertado con la talla elegida, porque tiemblo sólo de pensar que necesite medio número menos y que los  miles de kilómetros realizados por el producto se multipliquen por tres con la devolución del envío y la recepción del nuevo par. Creo que antes que eso suceda, aliño las zapatillas con caja incluida y me invito a cenar.

Contento tiene que estar el Planeta conmigo. Tan contento como estoy yo con mi irreflexiva contribución al cambio climático y a otras causas igual de perversas. Y una última pinceladita que sirva de corolario: si el producto (de una prestigiosa marca estadounidense de material deportivo) me cuesta cincuenta euros y eso incluye zapatillas, clavos, llave, bolsa portazapatillas y posibilidad de devolución y cambio gratuito…, ¿pensamos algo sobre la industria asiática en la que se producen las zapatillas?

Para echar a correr.

Aquí la prueba. La transparencia logística que agradezco y me sonroja.

el%20viaje%20de%20las%20zapatillas.JPG

 

La vida de vez en cuando.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 30/10/2017

De vez en cuando la vida nos besa en la boca y a colores se despliega como un atlas. Esto es lo que empieza contando la canción que felizmente me lleva rondando un par de días la cabeza.

Son los dos mismos días en los que amanece una hora antes para darnos una falsa esperanza y los que a eso de las seis de la tarde se cobran su venganza a golpe de oscuridad. Esos dos mismos días en los que bajo al trastero el calzado de verano, cuelgo de las perchas la ropa de invierno y, en esa tarea, intento dejar en suspenso mi heliofilia hasta marzo al menos.

Esta vez han coincidido estos dos recurrentes días con otros puntuales y novedosos en los que aprendo a hacer raíces cuadradas con más tres décadas de retraso y en los que la enfermera de mi centro de salud me cita para celebrar como ella solo sabe mi recientemente cumplida nueva década.

Y tu, Carles, dicen que te nos has marchado a Bruselas. Nosotros nos quedamos aquí. Como termina la canción, chupando un palo sentados sobre una calabaza.

 

 

Tagged with: ,

Mapas.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 06/10/2017

Siempre, desde niño, me han gustado los mapas. Y siempre, más los políticos que los físicos, al menos hasta que cayeron en mis manos los primeros topográficos.

Ahora, los asuntos territoriales que nos rodean recrudecen mi creciente desapego identitario y agravan mi ya galopante “síndrome de agotamiento por gentilicio” que vengo padeciendo hace tiempo.

Si volviera a disponer de  uno de esos mapas antiguos, enrollables, reversibles   y escolares que se colgaban de una escarpia, lo colocaría sin duda mostrando la versión física a la que antes siempre tocaba besar la pared.

Es tiempo de golfos (siempre) y depresiones (casi siempre), pero también de cabos, deltas, sierras y ríos. Y de mesetas y cordilleras costeras.

Lo lógico y lo curioso

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 16/08/2017

Vengo de tomar cervezas en un bar rockero de Burgos. Me he encontrado apoyado en la barra a un señor  sin antebrazos que a la altura del codo tenía dos especie de dedos con una funcionalidad que calculo muy limitada.

Lógicamente, llevaba su bragueta abierta.

Curiosamente, ha entrado y salido del baño, supongo que después de haber hecho lo que necesitaba hacer.

Izquierdos

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 11/08/2017

Hace “mil años”, me tocaba hacer ocasionalmente de dependiente en la tienda de deportes de mis padres, justo cuando la fiebre del running era sólo una pequeña calentura de unos pocos. Todavía no nos había entrado la tontería y el hecho de comprar (o vender) unas zapatillas era algo mucho más natural (y racional) que hoy en día. La oferta de modelos era reducida comparada con la actual: el vendedor tenía los conocimientos justos y el comprador no se acercaba a la tienda con un presunto máster en zapatillología, ortopedia del pie, cuadro de ritmos y funcionalidades de cada modelo de cada marca de cada temporada.

Así, el vendedor ponía su oferta, el cliente su pie (casi todos dos) y una conversación, unos pasos por la tienda y un trasiego de pesetas (los úultimos años en euros), dejaban al corredor con una caja en una bolsa (con un par de calcetines de regalo dentro la mayor parte de las veces) y unas ganas tremendas de entrenar y estrenar esa misma tarde.

En esa tesitura, era difícil fallar por parte del vendedor y me atrevo a decir que también por parte del cliente (no recuerdo por aquella época a casi nadie quejándose de sus zapatillas en entrenamientos y competiciones). Pues bien: yo fallé.

Una tarde, después de varias probaturas, un cliente se fue por culpa mía sin duda, con una zapatilla del 42 y otra del 42,5. Al darnos cuenta del error, sólo tocaba esperar a que volviera, pero… nunca volvió. Y seguro que le fue bien con su par desparejado.

Hoy, “mil” años después, tengo que ir a una tienda como cliente donde ya estuve hace veinte días: gran (mediana) superficie, vendedora experta, amplios conocimientos de zapatillología por mi parte, a cambiar un calzado de montaña que compré. Del mismo número.

Y del mismo pie. Izquierdos.

20170811_090707

Tagged with: , ,

Ni la Naturaleza es maravillosa, ni hostias. Manifiesto ecológico indignado.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 19/05/2017

Ni la Naturaleza es maravillosa, ni hostias.

Lo que llamáis Naturaleza no es una maravilla. Es equilibrio. Equilibrio a golpe de lentísima evolución.

La mayor parte de las veces, evolución cruda, drástica, implacable y casi nunca poética. Si alguno de los procesos o resultados de esa evolución os emociona (conmigo lo consiguen), es asunto vuestro. No se ha planteado como un espectáculo para que lo podáis gozar, si bien es cierto que cada uno se estremece como quiere.

No incluyáis a la ecología en la pléyade de falsos dioses (valga la redundancia entre los términos “falso” y “dios”) que consuelan y atormentan a parte de las sociedades actuales. Se trata sólo de fenómenos físicos, químicos, geológicos y biológicos en los que hundimos continuamente nuestras zarpas y, en ocasiones, sobre los que también restregamos cerebro y corazón. Restriegue lícito, comprensible y en fin, humano, sobre unos fenómenos que en sí mismos y sin necesitar nuestra intervención, ni juicio, ni consideración estética, son. Son y actúan. Independientemente de que nosotros mismos los miremos o no, respetemos o no, entendamos o no, nos beneficien o no.

Pero no por favor, sino por la cuenta que nos trae, independientemente de emociones o cuestiones más prosaicas, sean las que sean, dejad de joder dicho equilibrio, no sea que la siguiente lagrimita emotiva la echemos por nosotros, cada uno por si mismo, que no estará el cotarro como para pensar en el prójimo cuando estemos a punto de extinguirnos y el equilibrio a punto de empezar a restablecerse.

 

 

 

Este manifiesto surge a partir del vídeo que se ha hecho casi viral desde hace meses, antes en inglés y ahora subtitulado en castellano que enlazo aquí: Cómo los lobos son capaces de cambiar el curso del río.

Una vez más, Sabina.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 27/01/2017
Tagged with: ,

Me duelen los pies

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 24/01/2017

Escribe una amiga lebaniega en su perfil de Facebook:

Según el contrarreloj de La Molina, faltan 95 días para la apertura del Año Santo Lebaniego que este año compartimos con Caravaca de la Cruz. Y entre tanto gasto que se avecina ¿No quedaría un poco para editar el Cartulario de Piasca o reeditar el Cartulario de Santo Toribio de Sánchez Belda, en rústica?

Y yo le contesto:

No lo sé. Quizá habría que preguntarle a Enrique Iglesias.

Enrique Iglesias es el insigne poeta y compositor con el que el Gobierno de Cantabria ha decidido llenar el mayor recinto de espectáculos de la región. ¿El motivo? Reunir a dos decenas de miles de personas en un concierto que constituirá el acto central del Año Santo Lebaniego (aquí es donde vendría bien hablar del culo y las témporas).

Por si alguno no es capaz de reconocer los méritos al protagonista del concierto, simplemente dejo aquí unas pocas notas biográficas y una referencia bibliográfica que deja bien a las claras sus méritos y la pertinencia de su actuación:

En primer lugar diré que se trata de un paisano de profundas raíces cántabras y lebaniegas (del mismo Miami, en las estribaciones de Picos de Europa). Alguien forjado a sí mismo, autodidacta, salido de lo más profundo del pueblo trabajador y dotado de una capacidad y sensibilidad artística fuera de lo común. Hasta tal punto es esto último así, que ha sido capaz en una de sus más excelsas composiciones poéticas de rimar “los pies” con “los pies”, hito lírico quizá sólo comparable con el de otro genio que fue: Nacho Cano (me “cano” en sus letras), que hizo lo propio con Nueva York y el jamón de York.

 

I´m your man.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 11/11/2016

Albert Boadella, Luis (el carnicero de mi barrio), Piqué, Mario Vaquerizo, mi padre, Al Gore, Kenenisa Bekele, el señor que duerme en el cajero junto a mi casa, Melendi, un torero tuerto, Bernardo Atxaga, Pablo Echenique, Ban Ki Moon, mi cuñado, Juan Luis Cano, el vecino de arriba, Bertín Osborne e, incluso yo, somos hombres. Ninguno igual al otro, pero todos hombres. Algo tendremos en común como género y ninguno aglutinará aquellos caracteres que le conviertan en más o menos hombre que al de al lado.

Pero como cada cual tenemos nuestros estereotipos, nuestras deformaciones, nuestra escala de valores, nuestro mirar sesgado, hoy para mí (sin conocerlo en profundidad, sólo a base de intuición y de todo ese mirar sesgado) se ha muerto alguien que responde  a mi idea de hombre.

Tagged with: ,

Flores. Con tarjeta.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 09/11/2016

No hace falta que sea 9 de Noviembre porque cualquier día es bueno para recibir flores. Tampoco hacen falta los remites, porque normalmente es sencillo reconocer al sorprendedor.

Hoy hemos recibido un ramito de violetas. Esta vez con tarjeta. Viene de Estados Unidos y es para todos.

Las violetas parecen crisantemos.

Tagged with:

Menganito

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 28/10/2016

Compartía actividad y estancia con Fulanito (si no sabes quién es, puedes ir al post anterior) y el miércoles todavía iba vestido igual que el lunes y el martes.

De entre toda la ropa almacenada, esa que se olvida o “no es de nadie” y nadie reclama, seleccionamos varias prendas de su talla y llenamos con ella su maleta contando por supuesto con su consentimiento. Le dijimos que la llevase a casa y que se la lavasen antes de ponerla.

No pudo esperar: esa tarde “estrenaba” vaqueros, camiseta y forro polar. Incluso, sabemos que los pantalones hicieron también función de pijama esa noche. Supongo que así aseguraba conservarlos la mañana siguiente.

Se fue también con un par de botas y, contra pronóstico, con unas chanclas de piscina que quizá no tuviera muchas posibilidades de utilizar para el uso que fueron ideadas.

Fulanito

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 21/10/2016

Fulanito acaba de cumplir once años.  Lleva tres dias en un albergue con su cole y hoy asiste a un taller. A través de diferentes dinamicas, se pretende desmitificar el reciclaje y la reutilización y, al mismo tiempo, poner en valor (¡qué expresión tan fea!) la reducción del consumo como fórmula adecuada para controlar el problema de los residuos.

El Fulanito en cuestión viste en el taller una camiseta de Desigual, pantalones Tommy Hilfiger que dejan asomar gayumbos Calvin Klein y zapatillas Nike.

Acabad vosotros el post que a mi me da la risa. O se me cae la lágrima.  O pido otra cerveza. O puestos a pedir, pido la baja. Indefinida.

 

 

 

Volando por Atapuerca

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 21/10/2016

 

y como pasa el tiempo que de pronto son años
sin pasar tú por mi, detenida

 

 

creen que lo digo todo
que me juego la vida
porque no te conocen
ni te sienten.

 

Este año habrá que volver a Atapuerca. Olvidaremos el frío en pleno páramo, la cámara de llamadas, el lejano aparcamiento, el gentío y pensaremos sólo en correr y  saltar obstáculos por la magnífica alfombra de hierba que nos tienen preparada. Cada uno a nuestro modo, volaremos bajo.

 

Tagged with: , , ,

Un Nobel para el jurado de los Nobel.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 14/10/2016

 

Esta vez  nos lo han puesto sencillo a blogueros, tertulianos, cuñados y ególatras en general. Le dan un premio a uno que conocemos todos, todos nos creemos en condiciones de opinar y todos pegamos la oreja cuando son otros los que hablan.

Cuando la premiada es una poeta de apellido impronunciable, no nos pronunciamos. Cuando el galardón es para un novelista contestatario, no contestamos. Pero este año, Alfred Nobel nos ha dado la palabra y aparecen dylanistas,  dylanianos, dylanófilos  y sus respectivos contrarios en cada esquina.

 

Este año el verdadero triunfador ha sido el jurado, al pensar en sí mismo y en  la institución a la que representan, a la que han hecho un gran favor.

 

Por mi parte, no sé /no contesto. Sólo me acuerdo de mi entusiasta profe de inglés en el instituto, quien nos puso Blowin´ in the wind en el equipo de música que meses antes había pagado de su bolsillo y quien poco después nos mandaría traer hueveras de cartón para pegar a las paredes y así insonorizar el aula.

Que yo sepa, a Alfonso (el “Quickly”) nunca le dieron ningún premio. Ni a quien le puso el mote, que también era un genio.

Todo el día pesando el pollo.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 23/03/2016

“Nos pasamos el día pesando el pollo” es una gloriosa frase de un profesor, hablando de los controles, exámenes, pruebas objetivas y demás parafernalia evaluativa (evaluativa “de la mala”). El caso es que tanto visitar la báscula, pollo y pollero no tienen tiempo de interactuar de otra forma y, por lo tanto, el pollo no tiene tiempo de comer (o come a deshora).
De esta forma, el pollo no engorda, el gallo y/o la gallina se desesperan y el pollero se frustra. Nadie entiende qué le pasa al pollo y sólo se nos ocurre seguir pesándole a ver si el milagro se produce. Y así hasta que el pollo se harta y dice que no vuelve a la granja.
Manda huevos.

Fenología

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 04/03/2016
Ayer me encontré el hormiguero que tengo controlado por motivos laborales con un montón de sus inquilinas fuera de él. Al volver a casa ya por la noche, tuve que poner cuidado para no atropellar varios sapos en mitad de la carretera. También de viaje, las luces del coche me dejaron ver bastantes insectos volando cerca del parabrisas.
Todo ello me dice que, como apuntaban los pronósticos, la primavera vuelve a llegar un año más, independientemente de que haya o no gobierno y sin que nos lo tenga que contar el dueño de uno de los imperios comerciales del país.
Tagged with: ,

A huevo te lo pongo.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 29/02/2016

A las ocho de la mañana de ese uno de marzo, la revisión de celdas no resultó tan rutinaria como lo era habitualmente. El preso Arnaldo Otegi no despertó de su último sueño en la prisión. Sin necesidad de que llegara el forense, el funcionario se aventuró a asegurar que fue envenenado la noche anterior, probablemente contaminando su cena.

Trescientas páginas más y el thriller es de quien se anime.

Putos astrónomos…

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 12/02/2016

Atención, corredores de toda la vida o runners de nuevo cuño: los últimos avances científicos en materia astronómica os deparan una pésima noticia.
La reciente detección de las ondas gravitacionales está haciendo que la comunidad científica se replantee las dimensiones del Universo, así como que varíen aspectos importantes de los conceptos espaciales y temporales, lo que nos afecta gravemente en cuanto corredores que somos. En primer lugar, debéis saber que en breve quedarán automáticamente anuladas todas vuestras marcas en todas las distancias (desde le 1500 hasta el maratón y pruebas de ultramaratón), así como que dejarán de ser fiables podómetros, GPS,s, ruedas medidoras y demás aparataje relacionado con las distancias. Asímismo, quedarán invalidadas las medidas oficiales y extraoficiales de pistas de atletismo, marcas en circuitos urbanos, señales en los árboles con pinturas de spray en parques y senderos, etc.
Por supuesto, a partir de este momento, tampoco vais a poder presumir en bares, centros de trabajo, comidas familiares y redes sociales de vuestros logros deportivos, pues serán puestos en duda con total legitimidad por parejas, cuñados u otros parientes, amigos, compañeros, followers y colegas de carreras.
Ustedes mismos.
Suicidense poco a poco y por turnos, que las funerarias no van a dar a basto. Los menos drásticos, pidan consulta a psicólogos y psiquiatras armándose de paciencia, pues las listas de espera de gente en zapatillas y medias compresivas pueden ser interminables.

Tagged with:

Los cinco minutos de Fernando Trueba.

Posted in Uncategorized by nachoenfuga on 24/09/2015

Si me pongo enfrente de Fernando Trueba, supongo que sólo podría presumir de aventajarle en los ojos, que yo tengo más o menos en su sitio. En lo demás, calculo que o empatamos o me gana, en la mayor parte de los casos por goleada. Por eso, cuando consigo empatar con rivales de esta entidad, lo celebro.

Hace unos días, sin ir más lejos, me sorprendí empatando con el recién galardonado con el Premio Nacional de Cinematotografía: yo tampoco “me siento” español.

No “me siento” ni español, ni cántabro, ni europeo. Ese “sentimiento” no lo he experimentado, al menos de manera consciente, ni cinco minutos siquiera. Quizá es que mi “sensación de estar sintiendo” (menudo sinsentido acabo de escribir) no se manifiesta en relación con esta cuestión del origen o del nacimiento. Quizá es que también inconscientemente, me guardo el “sentimiento” para otras causas.

Ya de paso, me asombran aquellos que se asombran de que la ausencia de sentimiento patriótico sea compatible con recibir premios, reconocimientos o gratificaciones económicas de índole regional, estatal o del marco territorial que vengan. Que yo no “me sienta” de aquí o de allá no me convierte en un ser asocial (quizá todo lo contrario): me encantaría ser recordman regional de maratón, conseguir un Premio Nacional de lo que sea o ser el más narigudo de Europa, por poner tres ejemplos. De la misma forma, no tengo reparo alguno en tener tarjeta sanitaria de Castilla y León, pagar impuestos en España o pasar en el aeropuerto de Londres el control de los ciudadanos de la Unión Europea.

No confundamos “el sentimiento” con la organización territorial y los derechos y deberes que dicha organización genera. Ya siento no sentirme, pero “ye” lo que hay.

A %d blogueros les gusta esto: